La división de suministros de Grupo SIFU lanza una nueva línea de suministros médicos y salud laboral con la cual materializa su apuesta por los espacios cardioprotegidos. A través de la comercialización, asesoramiento y formación en materia de desfibriladores externos, Grupo SIFU tiene el objetivo de ayudar a sus clientes a convertir cualquier tipo de instalación en un espacio cardioprotegido para poder así salvar vidas en caso de producirse un paro cardíaco.

Cada año, las paradas cardiorrespiratorias provocan 30.000 muertes en España. Según las estadísticas, el uso de un desfibrilador en los tres primeros minutos aumenta la supervivencia del afectado hasta en un 73%. La atención temprana es tan importante en estos casos que, por cada minuto que se pierde, desciende un 10% la probabilidad de supervivencia y aumenta el riesgo de padecer secuelas.

Las competencias sobre la regulación de la instalación y uso de desfibriladores externos automáticos y semiautomáticos recaen en las comunidades autónomas, con lo que cada territorio tiene una normativa distinta. País Vasco, Andalucía, Canarias, Asturias, Cataluña y Madrid son las seis comunidades autónomas españolas que obligan en sus decretos a instalar desfibriladores en espacios públicos. La Comunidad Valenciana, por su parte, ha sido la última región que ha aprobado un decreto que obliga a determinadas instituciones, entidades y empresas a disponer de un desfibrilador, así como cursos de formación, para que cualquier ciudadano esté preparado para actuar ante una posible parada cardiorrespiratoria.

Con presencia en todas las comunidades autónomas, Grupo SIFU podrá asesorar a sus clientes para adquirir un desfibrilador externo y convertir sus instalaciones en un espacio cardioprotegido según la normativa vigente de cada territorio. Además del propio suministro del desfibrilador y el asesoramiento personalizado, el centro especial de empleo pone también a disposición del público la formación necesaria para el uso de un desfibrilador externo automático (DEA) o semiautomático (DESA) y el servicio de mantenimiento y revisiones de los aparatos.

La misión de Grupo SIFU es, pues, disponer de una oferta integral en materia de desfibrilación (asesoramiento, suministro, formación y mantenimiento) para contribuir a que cualquier espacio público o privado esté cardioprotegido.