El pasado fin de semana, se celebró el III Rallye Tierras Altas de Lorca, que este año ha batido récords tanto de inscripciones cómo de público. 
Pep Busquets, el primer piloto con discapacidad en conseguir acabar el Rally Dakar Africano en el año 2000, estuvo presente en la categoría Buggy T3, liderando el No Handicap Team Motor Extreme, el equipo patrocinado por Fundación Grupo SIFU que tiene entre sus integrantes un 50% de deportistas con
discapacidad.
En el segundo día de competición, el piloto y copiloto del No Handicap Team Motor Extreme sacaron el máximo rendimiento de su buggye Arctic Cat, consiguiendo adelantar a sus competidores y alcanzando el 2º mejor tiempo de su categoría y el 9º general, a 5 min. de Isidre Esteve.
El tercer día, aunque el equipo salió fuerte, a mitad del primer tramo tuvo un fallo en los intercomunicadores y más tarde se salió de la pista en dando varias vueltas de campana. Después de comprobar que los conductores no sufrían daños personales, y que el vehículo estaba casi intacto, cambiaron un neumático trasero y recuperaron tiempo, pero la mala suerte les  volvió a acompañar y un pinchazo les hizo abandonar a 30km de la meta.
Un amargo final ya que el equipo había peleado hasta el último momento y estaba en los tiempos de sus rivales directos, pero contentos por haber demostrado las cualidades del Arctic Cat Wildcat y su potencial para plantar cara a vehículos mucho más potentes y evolucionados.
Con ánimos renovados por la buena actuación del equipo, toca ya preparar la próxima prueba puntuable para el campeonato: la Baja Almanzora, que se celebrará el próximo 2 y 3 de Mayo en Mojácar (Almería) y donde seguro que podremos disfrutar de nuevo viendo a los pilotos medir de nuevo sus capacidades sobre sus vehículos, esta vez sobre tierras almerienses.
Pep Busquets y su coche en el III Rallye Tierras Altas de Lorca