La empresa pública decidió implicarse con la creación de empleo para personas con diversidad funcional y para ello se puso en contacto con SIFU, que se encarga, desde 2014, de la limpieza integral y de la recepción en las instalaciones del instituto, ubicado en Las Palmas de Gran Canaria. “Finalmente nos decantamos por Grupo SIFU, ya que nos dieron muy buenas referencias y en todo momento destacaron su profesionalidad”, explica Juan Pablo Piernavieja, jefe del departamento de personal del ITC.

En la actualidad, en el instituto trabajan dos operarios de este CEE: una persona que se encarga de recibir al visitante y de atender llamadas, y otra que desarrolla tareas de higienización de los espacios en la sede del instituto.

“Desde el Instituto Tecnológico de Canarias promovemos el empleo de personas con discapacidad porque estamos convencidos de que realizan el mismo trabajo que cualquier otra; creemos en sus capacidades y así nos lo están demostrando cada uno de ellos en sus labores diarias”, comenta Juan Pablo.

Alto nivel de satisfacción

Tras unos meses de trabajo, el nivel de satisfacción con los servicios contratados es muy alto. “Lo que más nos llama la atención es que son personas muy dispuestas y que han encajado perfectamente con el resto del equipo. Se percibe en cada momento su ilusión y ganas de aprender y mejorar cada día, y esa motivación nos contagia al resto del personal”, explica el jefe del departamento de personal del ITC.

Calidad del servicio

La excelencia, el rigor y la profesionalidad son las principales cualidades que destaca el Instituto Tecnológico de Canarias de su experiencia con Grupo SIFU. “Lo que más valoramos es que el personal de este CEE está ampliamente formado y cuenta con gran experiencia en las tareas que desempeña”.

El instituto ha depositado su confianza en SIFU y anima a otras empresas a que den el salto, porque gracias a este CEE aportarán un gran valor a la RSC de sus compañías.