Grupo SIFU convocó a empresarios del Vallés al Desayuno de Trabajo "Empresa y Discapacidad"  para debatir e intercambiar experiencias sobre la integración socio-laboral de las personas con discapacidad.

En sus intervenciones, los representantes de las diferentes compañías  coincidieron en señalar las dificultades existentes en la actualidad para poder cumplir la LISMI (Ley de Integración socio-laboral de personas con discapacidad),  una normativa que establece que las empresas de más de 50 trabajadores deben cubrir un  2% de su plantilla con  personas con discapacidad. En este sentido señalaron,  que uno de los principales problemas es encontrar a personas de este colectivo para ocupar puestos de trabajo y avalaron la compra de servicios a Centros Especiales de Empleo, como una de las vías más efectivas para conseguir el cumplimiento de la normativa.

Los asistentes coincidieron en su mayoría en  resaltar el alto grado de implicación y compromiso que tienen las personas de este colectivo con la empresa que les da trabajo y les proporciona por lo tanto una oportunidad en el mundo laboral. En este sentido señalaron que, contrariamente a lo que se pueda pensar, se trata de personas con un índice de absentismo laboral muy bajo.

El desayuno de trabajo de Grupo SIFU contó con la presencia de: Pedro Grau, de Catalana Occidente,  Chantal Hernández, de CECOT; Manuel Forasté, de Moventia; Ramon Cols de Arcadie; Mercè Santacreu y Alex Iglesias, de Toyota; Celso Rodríguez, de Expense Reduction Analyst y Josep Lluís Méndez, de MECESA.

En el encuentro, Raquel Linde de la compañía VWR, explicó su experiencia en la contratación de personas de este colectivo y de los beneficios que ha supuesto para su empresa la compra de servicios a Grupo SIFU: el cumplimiento de la normativa, garantía de percibir un servicio de calidad, colaboración en la inserción de personas con discapacidad, etc.

Empresarios del Vallés se reúnen para debatir sobre la integración laboral de personas con discapacidad