El pasado mes de junio Isidre Esteve anunciaba su retorno al Dakar 2017 después de 8 años de ausencia. El piloto, que quedó parapléjico tras un accidente en la prueba inaugural del Campeonato de España de Rally Todo Terreno en 2007, vuelve al Dakar con fuerzas renovadas y con el apoyo de la Fundación Grupo SIFU.

La Fundación se suma al proyecto personal de Esteve, que ha trabajado para volver a participar a la prueba reina de los rally raids desde su última participación en 2009, tras la cual sufrió graves úlceras provocadas por la presión de su cuerpo en la piel, derivadas de las prolongadas horas sentado en el coche. Durante este tiempo, el ilerdense ha desarrollado un “cojín inteligente” que le protege la piel y le ayuda en su correcta posición al volante.

El patrocinio de Fundación Grupo SIFU ha arrancado este mes de junio con la participación del piloto en la Baja Aragón, prueba dónde se ha estrenado en España con el Mitsubishi Montero T1 adaptado que pilotará en el Dakar 2017. Siguiendo con la preparación para la prueba dakariana, Esteve realizará un test en el desierto de Marruecos durante una semana a finales de agosto para entrenar en unas condiciones de calor extremo similares a las que se encontrará en enero en Argentina.

Este patrocinio se suma al que la Fundación Grupo SIFU realiza ya desde hace años con el piloto de rallys Pep Busquets junto al equipo No Handicap Team.