>> La plataforma mefacilyta desarrollada por Vodafone, se está probando ya en los servicios del Centro Especial de Empleo Grupo SIFU y en la compañía de baile Danza Down Compañía Elías Lafuente, que actuará por primera vez en Barcelona el mes de diciembre con el espectáculo Danza WOW!

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas con DiscapacidadFundación Grupo SIFU, en colaboración con Fundación Vodafone España, ponen en marcha el proyecto DanzaWOW!, para probar en diferentes ámbitos mefacilyta, una plataforma tecnológica que permite facilitar la vida personal y laboral de las personas con discapacidad. 

Esta plataforma, creada por Fundación Vodafone España, ofrece un conjunto de herramientas personalizables de apoyo y fácil acceso a través de móvil o tablet para personas con discapacidad. Así, mefacilyta permite gestionar a través de un entorno web usuarios, crear tareas y alarmas o chequear procedimientos, entre muchas otras utilidades, a través de códigos QR, contenidos multimedia y realidad aumentada. Un soporte básico para la potenciación de capacidades y estimulación de habilidades comunicativas, así como una vía para facilitar el acceso a la información y al uso de las TIC, que contribuye a garantizar una mayor autonomía personal y profesional en la vida diaria de colectivos vulnerables. 

Tecnología, cultura y discapacidad

Fundación Grupo SIFU y la Fundación Vodafone España han puesto en marcha unas experiencias piloto de esta plataforma tecnológica en el ámbito de la cultura y la discapacidad intelectual. Los bailarines y bailarinas de Danza Down Compañía Elías Lafuente, grupo madrileño de danza integrado por personas con Síndrome de Down, llevan ya más de un mes usando mefacilyta en sus ensayos para su debut con Danza WOW! en Barcelona, el próximo día 11 de diciembre en el Palau de la Música Catalana. Según Elías Lafuente, director de Danza Down “mediante la creación de diferentes pautas y procesos en esta plataforma, los chicos y chicas han podido ensayar fácilmente desde casa o tener claro el vestuario y el maquillaje para cada papel”, entre otras muchas funciones. Como director de la compañía, añade, “la App me ha permitido visionar los ensayos a distancia y aplicar mejoras a cada uno de mis bailarines de forma individualizada”. En definitiva, asegura, “aunque hemos ensayado las mismas horas en la academia, hemos podido multiplicar por diez la eficacia del trabajo hecho”. 

Por otro lado, el Centro Especial de Empleo Grupo SIFU también ha implementado esta herramienta en algunos de los servicios que realiza, con el objetivo de proporcionar a los trabajadores con discapacidad una herramienta de mejora en su proceso de aprendizaje y adaptación al puesto de trabajo, a la vez que permite optimizar procesos y mejorar la calidad de los servicios.

Nuevas tecnologías y discapacidad

Del informe “Tecnología y Discapacidad”, (basado en los resultados de una encuesta realizada a 500 personas con diferentes tipos de discapacidad) se desprende que un 52% de las personas con discapacidad puede desempeñar su trabajo gracias a las adaptaciones tecno¬lógicas. Cifra que se incrementa hasta el 72% en el caso de personas con discapacidad sensorial.

Por otro lado, en el ámbito de las redes sociales, un 66% es usuario habitual, donde cabe destacar el incremento de 6 puntos porcentuales con respecto al año pasado, cuando la cifra alcanzó el 60%.  Igualmente, un 86% de las personas con discapacidad encuestadas coincide en el alto potencial de las redes sociales para sensibilizar y contribuir a “cambiar miradas” hacia la discapacidad y afirma que estos canales pueden mejorar la integración del colectivo.