El Centro Especial de Empleo substituye 15 de sus vehículos para gerentes por una flota de coches híbridos de la marca Toyota que ayudarán a reducir el impacto ambiental de la empresa, como una de las acciones incluidas en su política de Medio Ambiente.

Grupo SIFU y la marca Toyota se han unido para seguir promoviendo buenas prácticas medioambientales dentro de la empresa de Facility Services. El pasado mes de enero, Mastertrac, Concesionario Oficial de Toyota en Barcelona perteneciente al Grupo M Automoción, hacía entrega, junto a un representante de Toyota España, de 4 de los 15 coches híbridos adquiridos por el Grupo a su director general, Jon Patxi Lerga Zalduondo.

Los diferentes vehículos, que se repartirán entre las delegaciones de SIFU en Logroño, Madrid, Sevilla, Oviedo, Vigo, Málaga, Tenerife, Barcelona, Córdoba, Granada, Alicante y Zaragoza, cumplen con la norma de eficiencia energética Euro 6. En el caso de Yaris hybrid, cuenta con varios ajustes que han rebajado aún más sus emisiones de C02, de 79 a 75 g/km.

El sistema híbrido permite que la conducción en entornos urbanos se realice únicamente en modo eléctrico o con un uso limitado del motor de combustión, por lo que sus motores extremadamente económicos y limpios generan prácticamente cero emisiones de óxido nitroso y otro tipo de partículas.

Grupo SIFU, que ya posee la certificación en el sistema de gestión medioambiental ISO 14001, así como en la norma SA 8000, da una nueva muestra más de su compromiso por la calidad y las políticas de RSC.

La política de Medio Ambiente de SIFU también incluye el reciclaje de papel y tóner, un sistema de tratamiento de agua con osmosis que reduce el consumo de botellas de plástico, así como recientemente la puesta en marcha de un área de placas solares de más de 500² que darán más autonomía energética en su sede corporativa.