Actualmente sólo un 40% de las personas con discapacidad tiene trabajo y/o está en disposición de trabajar.

Grupo SIFU, uno de los Centros Especiales de Empleo más importantes del Estado, que en la actualidad da empleo a más de 4.000 personas, ha creado en 2015 600 nuevos puestos de trabajo para personas con diversidad funcional, en sectores como el de la limpieza, servicios medioambientales o servicios auxiliares, consiguiendo que las empresas tanto del sector público como privado confíen en el potencial de las personas con diversidad funcional.

La brecha entre los colectivos con y sin discapacidad en cuanto al índice de desempleo casi se ha duplicado en los últimos años, pasando del 5% de 2008 al 9% de 2013. Un dato que demuestra que aún queda un largo camino por recorrer para que este colectivo con menos oportunidades logre la plena integración en el mercado laboral.

Actualmente, el 70% de los trabajadores/as con discapacidad en España está empleado en un Centro Especial de Empleo (CEE), un porcentaje que se ha incrementado considerablemente en los últimos años respecto al empleo ordinario. “La recuperación también está siendo posible para las personas con discapacidad, y sería muy adecuado que para 2016 esta creación de empleo se pueda ampliar a las empresas ordinarias”, señala Cristian Rovira, vicepresidente de Grupo SIFU.

La compañía ha logrado su propósito gracias a su proceso de capacitación y plan de formación para desarrollar habilidades y dar una oportunidad a personas en riesgo de exclusión y con menos oportunidades, con el fin de fomentar la especialización y facilitar su acceso al mercado laboral.

El Grupo seguirá velando por romper las barreras y los estereotipos con los que se encuentran este tipo de personas y demostrar que con apoyo pueden acceder a una vida más “normalizada”.