El colectivo de personas con discapacidad es uno de los que más dificultades tiene para acceder al mercado laboral. De los  2,3 millones  de personas con discapacidad en edad laboral, sólo 400.000 (17 %) tenían un empleo a finales de 2008, según datos publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística). Estos datos indican también que de cada diez personas con discapacidad  que hay en España, seis son mujeres.

El acceso al mercado laboral es especialmente difícil en el caso de mujeres con discapacidad  que deben afrontar una doble discriminación: la propia discapacidad y su condición de mujer. Durante el año pasado se formalizaron en España más de 21.000 contratos a personas con discapacidad de los cuales sólo un 36% era a mujeres, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal.

Grupo SIFU, uno de los Centros Especiales de Empleo más importantes que hay en España y Portugal, apuesta por la contratación de mujeres con discapacidad. En los dos últimos años se han facilitado la inserción laboral de 60 mujeres  que trabajan prestando, entre otros,  servicios auxiliares.  Además Grupo SIFU les facilita planes de formación, adaptados, para facilitar su acceso al mundo laboral.

Grupo SIFU ha dado empleo a 60 mujeres en los últimos dos años