Ayer tuvo lugar en Madrid la presentación del Atlas Laboral de las Personas con Discapacidad 2016 (o Atlas Laboral 2016),  impulsado por Grupo SIFU en colaboración con la Universidad de Sevilla. El estudio ofrece por primera vez una radiografía completa de las características y condiciones laborales de este colectivo social en España y pone de pone de relieve que la situación laboral de las personas con discapacidad en España en los últimos años no ha alcanzado los objetivos de integración marcados por la Ley General de Discapacidad (LGD).

La presentación del Atlas Laboral 2016 contó con la participación de cuatro portavoces, entre los que se encontrarán el vicepresidente del Grupo, Cristian Rovira, el coordinador del proyecto de la Universidad de Sevilla, Marco Garrido, Anastasia de las Peñas, Subdirectora de Relaciones Laborales y Sociales del Área Corporativa de Recursos Humanos de MAPFRE, y Marcos Santos, un trabajador con discapacidad en edad laboral.

El estudio en cuestión pretende ser un documento de referencia para políticos, profesionales del sector, investigadores y público en general interesados en conocer el estado de la inserción laboral de las personas con discapacidad en España. Su principal objetivo es aportar información relevante en el sector para el beneficio y la mejora de la situación laboral de este colectivo con menos oportunidades, conocer el grado de inserción laboral del colectivo en empresas de 50 o más trabajadores, así como detectar las principales barreras encontrados para la incorporación de estas personas. Asimismo, el estudio analiza el comportamiento de distintos factores como el nivel formativo, las subvenciones, la ocupación y actividad, la contratación y la distribución salarial entre otros.

 

Algunos datos relevantes del estudio:

La tasa de paro de las personas con discapacidad ha crecido en estos últimos años siendo del 35% frente al 26% de la población general, un porcentaje que sería mucho mayor si se contemplara el total de personas en situación de inactividad (no dadas de alta como demandantes de empleo). Además, en los últimos años la brecha entre ambos grupos de población en cuanto al índice de desempleo casi se ha duplicado, pasando del 5% de 2008 al 9% de 2013. Éste es uno de los principales resultados que ha revelado el Atlas Laboral de las Personas con Discapacidad 2016 (también Atlas Laboral 2016), elaborado por Grupo SIFU en colaboración con la Universidad de Sevilla y que, por primera vez, ofrece una radiografía completa de las características y condiciones laborales de este colectivo social en España. El Atlas se ha presentado hoy, días antes de la celebración del Día Mundial de las Personas con Discapacidad, que tendrá lugar el próximo 3 de diciembre.

De hecho, tan sólo 1 de cada 4 personas tenía trabajo en 2013. O, lo que es lo mismo: la tasa de empleo era del 24,3%, siendo ésta superior en los hombres. De ello se desprende que la tasa de actividad de las personas con o sin discapacidad sigue estando en torno a un 40%. “La falta de recursos económicos derivados de la crisis junto a la aplicación de medidas de austeridad han hecho que en estos últimos años se haya reducido de manera drástica los recursos dedicados al fomento de políticas activas de empleo destinadas al colectivo de personas con discapacidad”, explica Marco Garrido, Coordinador del Atlas de la Universidad de Sevilla.

Unos datos que reafirman que la situación laboral de las personas con discapacidad en España no ha alcanzado, en los últimos años, los objetivos de integración marcados por la Ley General de Discapacidad (LGD) -que establece una cuota de reserva del 2%- y por otros planes impulsados. Según el Atlas, el incumplimiento de la ley por parte de empresas tanto públicas como privadas ha crecido en los últimos años -del 75,7% al 81,1% de 2013- sin que se hayan tomado medidas para cambiar esta situación.

Asimismo, en 2013 sólo el 18,9% de los asalariados que trabajaban en empresas públicas o privadas de más de 50 trabajadores cumplían con la cuota de reserva mínima del 2%, mientras que en 2008 dicho porcentaje era del 24,2%, es decir, un 5% más que en 2013.

Según el vicepresidente de Grupo SIFU, Cristian Rovira, “ante esta situación, la Administración Pública debe crear una nueva Estrategia Global de Acción para el Empleo de las Personas con discapacidad con un Plan de Acción que haga cumplir la Ley, definir objetivos de crecimiento laboral que sean realistas y establecer métodos de medición y verificación periódica sobre su cumplimento”.

El documento pone de relieve también que el porcentaje de cumplimiento de la LGD en el sector privado ha sido superior que en el sector público “debido a que las empresas privadas temen ser sancionadas por no cumplir con los porcentajes de personas con discapacidad mientras que las administraciones públicas no tienen dicho temor “, asegura Rovira. A nivel europeo, España se sitúa por debajo de los países nórdicos o del Benelux aunque por encima de Portugal, Italia o Grecia.

En el siguientes enlace podéis consultar el Atlas Laboral de las Personas con Discapacidad 2016.

 

Atlas Laboral 2016 logo-adobe-pdf