Durante el encuentro, los empresarios que han apostado por la integración de personas con discapacidad destacaron su implicación, compromiso con el trabajo y su bajo nivel de absentismo profesional. Además mostraron  su intención de seguir contratando a personas de este colectivo.

Los empresarios coincidieron también en afirmar que, en el contexto económico actual, es costoso cumplir con la Ley. La contratación de personas, la compra de servicios o las donaciones, suponen gastar unas cantidades económicas que en la actualidad la mayoría de las compañías no tienen. Es por ello que señalaron la necesidad de obtener más facilidades para cumplir con una normativa que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores, reservar el 2% de su plantilla para personas con discapacidad o cumplir la Ley mediante medidas alternativas. El encuentro empresarial contó con la asistencia de representantes de diversos sectores como:  decoración, transporte, sanidad y hostelería. 

Grupo SIFU Málaga organizó un desayuno de trabajo y las Jornadas Lúdicas `Di Capacidad` para sensibilizar sobre la integración socio-laboral de las personas con discapacidad