Un año más Fundación Grupo SIFU ha querido dedicar una gala a la integración, la inclusión y la interpretación, y por segundo año consecutivo lo ha hecho con la colaboración del Gran Teatre del Liceu de Barcelona, que se unió a la celebración de una noche mágica. Más de 600 personas del tejido empresarial y asociativo y del ámbito de la discapacidad llenaron ayer por la noche el emblemático teatro de la ciudad condal para disfrutar de una gala llena de sorpresas y emociones.

Cuatro actuaciones protagonizadas por artistas con discapacidad lucieron durante el acto, demostrando que no hay nada imposible, sino que todo es “IN • Posible”. Ignasi Cambra, reconocido pianista de sólo 27 años e invidente, fue el encargado de abrir la noche interpretando algunas piezas Chopin. Los siguientes en conquistar el escenario fueron Àlex Segura y Rubén Roldán, un joven que perdió la pierna raíz de un accidente, y junto con su compañero, transformaron el Liceu en un entorno urbano para ofrecer su espectáculo de parkour y freeruning.

La Compañía Psicofusión Danza de APSA, procedente de Alicante y formada por personas con síndrome de Down, presentó en primicia el espectáculo “In-Perfección”, una coreografía creada exclusivamente para La Nit Més In que colmó las delicias de los asistentes. Por último, Camila Vargas, una chica de 22 años que ha pasado por un doble trasplante de pulmón y sólo tiene un 15% de capacidad respiratoria, subió al escenario para cantar “Ho puc aconseguir”, una canción compuesta por ella misma y que resume a la perfección su espíritu de lucha y superación. El grupo vocal Sound Six la acompañó para ayudarla a transmitir su mensaje de optimismo.

Todos estos artistas demuestran que la discapacidad no entiende de límites y que todo el mundo es capaz de desarrollar su pasión. Esto también quedó patente con los reconocimientos que otorgó Fundación Grupo SIFU, que durante la gala quiso rendir homenaje a tres agentes importantes para la sensibilización y la integración laboral de las personas con discapacidad. Por un lado, se homenajeó la labor de los 4.500 trabajadores que conforman el centro especial de empleo Grupo SIFU, con presencia en todo el Estado. “Son nuestra cabeza y nuestra columna vertebral porque realizan un gran trabajo y nos permiten tener voz y representación en todos los ámbitos”, afirmó el presidente de la empresa, Albert Campabadal Mas. Jaume Farràs, empleado del Grupo con discapacidad incluido dentro del colectivo considerado de difícil inserción, recogió el reconocimiento en nombre de los trabajadores.

El segundo reconocimiento de la noche fue para Isidre Esteve, quien no ha dejado de luchar por su pasión después del accidente que le provocó una lesión medular, y que ha disputado la última edición del Rally Dakar acompañado por Fundación Grupo SIFU. Por último, se ha querido reconocer la labor de los clientes del Grupo, en concreto de la empresa VINCLE, que cuenta en uno de sus servicios con 35 trabajadores de Grupo SIFU, 24 de los cuales tienen alguna discapacidad.

La gala también fue la ocasión para presentar el reto de Martí Riera, nadador menorquín de aguas abiertas que quiere convertirse en el primer lesionado medular en cruzar el canal que separa las islas de Mallorca y Menorca. Riera relató a los asistentes la preparación del reto, asegurando que “es necesario cambiar la discapacidad por capacidad y demostrar que podemos hacer cualquier cosa igual o mejor que el resto de personas”. Una mentalidad que, sin duda, comparte Fundación Grupo SIFU, entidad que ha decidido acompañar al nadador en esta aventura. El vicepresidente de la Fundación, Cristian Rovira, cree que lo único imposible es aquello que no se intenta. “Hoy demostramos que con esfuerzo, compromiso y trabajo cualquier sueño puede hacerse realidad”, sentencia.

La clausura de esta noche llena de magia, sorpresas y emoción, fue a cargo de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, que durante su discurso afirmó que “todas las personas somos iguales pero tenemos capacidades distintas” y que “el colectivo con discapacidad es un ejemplo de ilusión, talento y esfuerzo que permite a la sociedad superar las barreras que se impone”.

Un año más, Fundación Grupo SIFU ha transmitido, mediante el espectáculo, que con voluntad todo el mundo es capaz de hacer lo que se proponga y que sólo juntos, tejido asociativo, empresarial y administraciones, pueden luchar para marcar la diferencia en la integración social y laboral de las personas con discapacidad.