El pasado 30 de junio se cerró el plazo para votar las obras participantes en el V Concurso Literario que cada año organiza Fundación Grupo SIFU.

En prosa, el relato ganador ha sido "Suicidio", de Raúl Viente Utilla, con 24 votos. El segundo lugar ha sido para "Las aventuras de Cramer: Testigos por accidente" (19 votos), de Guillermo Tomás Llull, y el tercero, para "Cotorra" (16 votos), de Miquel Ivorra. 

En cuanto a la categoría de poesía, el primer puesto ha recaído en "Naturaleza herida", de Leopoldo Fernández, con 59 votos. Por detrás han quedado "La vida" (de Susana Sánchez, con 26 votos) y "Mi deseo" (de Ramona López, 20). 

En las siguientes páginas podéis leer las obras ganadoras.

Primer premio de poesía del V Concurso Literario de Grupo SIFU

NATURALEZA HERIDA

De nuevo irrumpe feroz
el vómito repentino,
cuyo ruido atronador
despierta al río dormido.
"A borbotones escapas,
masa de espanto fluido,
llena de oscura soberbia
manchas tu propio camino".
(Gritan las límpidas aguas
sin eludir el castigo
que imperturbable le inflige
su más monstruoso enemigo)
Nada respeta a su paso,
todo lo envuelve en su frío,
impregna aquello que toca
mientras avanza muy digno.
Pero lo que ahora no sabe,
no le sugiere su instinto,
es que si el río se muere
no quedará nada vivo,
y cuando el cauce se seque…
no llegará a su destino.

Primer premio de prosa del V Concurso Literario de Grupo SIFU

SUICIDIO

La que aquí voy a contar, quizás parezca algo cruel, pero como el relaté el año pasado, es real, de hecho, sus protagonistas tienen una casa de dos plantas y unas ventanas de madera muy peculiares, verde oscuro cuadradas, con contraventana interna (las vi en el pardo, en 1987) con 6 u 8 habitaciones, a unos 10 o 12 metros de mi casa, en Ruguilla, o sea, en el mismo pueblo donde pasó las vacaciones y otra de sillería en el Escorial (Madrid).

Ahora voy a relatar la vida de los personajes en razón delo que vi, y se me ha ido narrando antes de contar lo que paso.

Estos personajes se llamaban por su apellido, Villaverde, son una familia dedicada antes por los progenitores, a la electricidad. Los abuelos, a los que conocí en vida me decían, que habían tenido obreros, eran la típica familia de derechas presumidas, rancia, de la época de primo de Rivera y caciquista.

Para empezar, la abuela era de esas de tener criados en plan como en la serie Falcon Crest. Las mismas maneras que el personaje de la serie. El abuelo, era perito electricista, una profesión muy remunerada y vista socialmente, el hijo que se suicidó siendo padre de familia, que según el régimen de franco debía ser el jefe, el jerarca, el amo de la familia) era de esa ideología, la nuera una "collares" por todas las cosas, todo el día sin ser millonarios lucía vistosas collares de perlas, por qué era la mujer, que se tiene que quedar en casa atacada al marido, al menos tenía más sentido común que él. Era su belleza particular y no tenía que estropearse trabajando.

Los hijos unos pobres mangoneados por un padre, que quería verlos con carrera, porque eso era la imagen social, que cultivaba, aunque no valieran para estudiar, tiene una chica ya casada y  4 chicos casados, que han acabado siendo lo que querían ser, aunque su padre les achuchaba a ser más, si sacaban la carrera.

Afortunadamente se han  desengañado de la venda, que les puso su padre, gracias a la madre, hoy son personas respetuosas con los demás, aunque no tengan estudios, estas son sus colocaciones.

El mayor, arquitecto, repitió 8 veces o más, el último año, hasta que por mediación de su padre, y los amigos influyentes  del "movimiento nacional", dieron unas perras gordas al maestro, para que le aprobaran.

El menor, mayor perito agrónomo, casado, como el anterior, tuvo dificultades parecidas, por motivos económicos.

El tercero, mecánico dentista, es la oveja negra de la familia, porque le dijo a su padre, que no quería carrera, y eso le supo mal al padre.

El cuarto, ingeniero agrónomo, está casado como el tercero.

La chica es enfermera-farmacéutica, está casada y vive en León.

Son, como describo, gracias a la madre, personas sencillas y educadas a pesar de su posición social.

La madre, como describo ahora, era funcionaria de correos, tenía la plaza en excedencia, describiré más tarde, como fue su papel, en la tragedia que relataré a continuación.

Ahora voy a describir a la hermana de la madre y marido de esta, algo menos presuntuoso que sus familiares, pero de la misma ideología, es decir, que eran del saludo con mano y el brazo estirado hacia arriba, y del escudo del yugo y flechas.

Sobre fondo negro (movimiento nacional y falange) de esas de muchas apariencias, los mejores coches, la ropa más vistosa, aunque los calones tendidos a secar, eran andrajos, como me conto la señora que vive en una casa a continuación de esa en la cual, hice en dos ocasiones chapuzas, que me proporcionaron  dinero, entonces estaba todavía en el paro. Y también lo último en juguetes y bicicletas, aunque comían menos y criticaban a esta señora, porque tenía el mismo coche siempre, un Seat 124 break  y ellos la DKW de dos tiempos para el trabajo del padre, y luego la más moderna que salió después. Y el coche de los abuelos, un RENAULT ONDINE.

El cuñado de este, solo tenía un simca 1200, el más vistoso de la gama. Luego se compro un DODGE DAR GIF (el de los faros rectangulares de berreiros gris metalizado, con hard-top) y presumía ante su sociedad. Esa por parte de padre (pagaban por tres coches a todo riesgo). Este coche en su país, estados unidos, es un coche de pobre, de currito.

Y los juguetes, luego se rompían y nos echaban la culpa a los chicos que íbamos a jugar a sus casas, y encima no tenían bastantes, pues en dos ocasiones pasaron los más pequeños, a mi casa, y si había algún juguete nuestro por el suelo, se lo llevaban, porque les gustaban  y sus padres no se los compraban, y solamente ellos lo podían tener, no los que no tenían su nivel socioeconómico, y otra, en la que casi me quita la madre una escopeta de plástico, que me gustaba mucho.

Luego están las tres casas abiertas. La residencia habitual cerca del estadio Santiago, en el paseo de la habana. La casa de las ventanas verdes en mi pueblo, a 10 metros de mi casa, con 6 u 8 habitaciones, un baño en cada planta, con trastero leñero y garaje bajo la terraza. Y el del Escorial de sillería.

Ahora voy a comenzar a relatar la tragedia desde el comienzo.

Tenían el carnet de familia numerosa, para pagar menos o no pagar. La abuela en la residencia, que les costaba 30000 o 40000 pesetas, los hijos estudiando todavía y las tres casas abiertas, junto con los coches (se compró antes de morir para que no se note tanto) un citroen visa club, y no se desprendió del DODGE, porque era un presumido, orgulloso, hipócrita, esto el padre con los gastos que le generaba de 20 o 30 litros a los 100, aún en la época de la gasolina barata era un capital, se hizo viejo y no se lo querían arreglar, porque no era tan bueno como el original, y la fabrica cerro, no les quieren ver ni en pintura, con lo fachas que son, en esa zona señorial de Madrid.

Pues bien, esta gente, influyente que les echaban la mano hasta para lo del carnet de familia numerosa, que lo
tenían sin tenerlo que tener.

Su abuelo  jubilando y hubo en la empresa del padre regulación de empleo y empezó  a  ganar menos y comenzó a no poder con los gastos descritos y eso le hirió a su presunción social,  La madre tenía la plaza en correos, se puso a trabajar, y lo descubrió el marido, se le caían los anillos, porque sus collares trabajara para ayudar en los gastos, no lo podía consentir, se subió a la azote y se tiro al patio interior, 8 pisos de cabeza, casi se llevo con él, al hijo mayor, en  hora de sobremesa, haciendo un ruido  que hizo asomarse a un vecino , que llamó a la policía, mientras los chicos mayores, bajaban  a esconder el cuerpo y limpiar la sangre, llegó la policía y los detuvo, la norma básica es no tocar nada, y dejaron sus huellas. Nos dijeron que le había dado un derrame, para que no se enterara su sociedad, pero habían oído los gritos y la discusión. Y los vecinos habían visto caer el cuerpo, dejar sus huellas, ser detenidos, y los dos hijos mayores, acusados de asesinato y por eso estuvieron 2 años sin ir al pueblo, porque estuvieron de juicio hasta que lo esclarecieron y los soltaron.

Por eso en caso de ver un robo o muerte. NO SE DEBE TOCAR NADA

MORALEJAS:
TODO LO QUE SE HACE EN EL AIRE, TERMINA EN EL BARRO
TODO LO QUE SEA PRESUMIR, VA AL POZO NEGRO.