Grupo SIFU y el hipermercado Alcampo de Logroño han firmado un acuerdo de colaboración para promover la integración laboral de personas con discapacidad.

En concreto las dos compañías han acordado emplear a 6 personas con discapacidad que trabajarán tanto en la gasolinera que Alcampo posee junto al hipermercado como en la propia tienda desempeñando funciones de carristas. Con ésta ya son 14 las gasolineras de la cadena de distribución que contribuyen a la integración laboral de estos trabajadores.

Con este acuerdo Alcampo da un paso más en su firme compromiso con este colectivo de personas y apuesta por la igualdad de oportunidades para que, a pesar de sus restricciones físicas, psíquicas y/o sensoriales, puedan desarrollar un trabajo remunerado que les abra las puertas a su plena integración laboral y social. De cara a un futuro, tanto Alcampo como Grupo SIFU esperan ampliar su colaboración con nuevos acuerdos.

El consejero delegado de Grupo SIFU Cristian Rovira destacó "el compromiso y la sensibilidad de Alcampo hacia el colectivo de personas con discapacidad" y animó a los empresarios a seguir el ejemplo y apostar por la integración de este colectivo.