El esfuerzo y compromiso de los trabajadores ha permitido aumentar la cartera de clientes e impulsar el negocio.

Un grupo de once personas con discapacidad de Grupo SIFU, uno de los centros especiales de empleo más importantes que hay actualmente en España y Portugal, gestiona desde el pasado mes de  febrero una lavandería industrial situada en la localidad de Sitges, Barcelona. Desde que este grupo de personas han asumido la gestión del negocio los trabajadores de Grupo SIFU han conseguido aumentar la cartera de clientes de manera que han dado un nuevo impulso a este negocio.

En la actualidad, la mayoría de los clientes de la lavandería pertenece al sector de la hostelería de la zona del Garraf (Barcelona) aunque no se descarta ampliar la prestación del servicio a otras zonas como Barcelona y la comarca del Vallès. El objetivo es conseguir una cartera de clientes que no sea estacional de manera que el negocio tenga una mayor  continuidad a lo largo del año.