La III edición de El Observatorio sobre empresa y discapacidad que anualmente publica Fundación Grupo SIFU ya ha visto la luz. ". El estudio, se realizó con el objetivo de evaluar la situación actual en lo que se refiere al acceso al mercado laboral de las personas con discapacidad, con datos referentes al año 2007. Para ello se entrevistaron a una muestra de 400 empresas con una plantilla superior a los 50 trabajadores (aquellas que tienen la obligatoriedad de cumplir la LISMI)

Si se compara el porcentaje de incumplimiento de la Ley con los resultados obtenidos en las ediciones anteriores del Observatorio Fundación Grupo SIFU, se puede apreciar una tendencia positiva a ir integrando a las personas con discapacidad dentro de la empresa. En 2005, 8 de cada 10 empresarios reconocía no cumplir con la LISMI, mientras que en 2006 la cifra baja hasta cerca de 7 de cada 10. (68%). En el estudio actual el incumplimiento de la Ley es de un 64,3%, poco más de 6 de cada 10 empresas. Otro dato especialmente optimista es el grado de conocimiento de la ley que es de un 95,5%.

En las empresas españolas que contratan personas con discapacidad, este colectivo ocupa como media el 1,2%  de la plantilla, registrándose un ligero aumento de un 0,1% respecto al año pasado. Por número de empleados las grandes empresas siguen siendo las que cuentan con un porcentaje de personas con discapacidad más elevado, el 1,5% de su plantilla

Por lo  que respecta al perfil de personas discapacitadas contratadas, el 76,5% son hombres frente al  23,5% de mujeres, dato  que pone de manifiesto la doble discriminación que sufre este último colectivo. Una vez dentro de la empresa las personas con discapacidad realizan trabajos de operarios y administrativos, frente a un porcentaje mínimo (2%) que desempeña su labor profesionales en mandos superiores.

Medidas Alternativas

El conocimiento de las Medidas Alternativas al cumplimiento de la LISMI es menor que el conocimiento de la ley en sí. Sólo el 72% de las empresas conocen el Real Decreto.

En cuanto a cada medida alternativa 3 de cada 4 empresas sabe lo que es un Centro Especial de Empleo, siendo la opción más conocida. Un 14,5% reconoce tener contratados servicios a algún CEE.

Frenos y motivaciones en la contratación de personas con discapacidad

Entre los principales frenos a la contratación de personal discapacitado, los empresarios argumentan como principal motivo la dificultad de encontrar este personal (53%). Otra de las razones mayoritarias para justificar la NO contratación de personas agrupadas en este colectivo  es que no cumplen con el perfil requerido, también aseguran no querer afrontar los gastos de las adaptaciones al puesto de trabajo o el miedo a las bajas.

A pesar de estas reticencias, las empresas que contratan personas con discapacidad manifiestan que obtienen claros beneficios, además de un rendimiento igual que el resto de trabajadores. 8 de cada 10 empresas se manifiestan "muy satisfechas" con el rendimiento de sus trabajadores discapacitados, destacando especialmente su elevado grado de compromiso y ganas. Sólo un 2% reconoce haber tenido experiencias negativas. El 65% de las empresas llevan contratando a personas con discapacidad desde hace más de 5 años, un dato que reafirma también el elevado grado de satisfacción que tienen respecto a los empleados de este colectivo.

Entre las motivaciones principales a la hora de contratar personas con discapacidad, se encuentra en primer lugar la obligatoriedad de cumplir con la Ley, pero destaca especialmente la conciencia, por parte de las empresas de que las personas discapacitadas son "iguales que el resto" por lo que se les contrata en función del perfil requerido.

En cuanto a las vías de contratación de estas personas, la mayoría (83%) se realiza siguiendo los cauces convencionales, mientras que un 21% opta por hacerlo a través de los centros especiales de empleo, lo que supone un incremento de un 6% respecto a los datos de 2006, esto confirma la labor de los centros especiales de empleo en la inserción laboral.

De todos los sectores, el comercio despunta como en el que más empresas cumplen la LISMI (41%)  seguido de los servicios (38,5%) y el industrial (32%). La construcción  se sitúa como el que más incumplimientos tiene.

Los empresarios también han formulado una serie de peticiones que aseguran les van a ayudar a cumplir con la LISMI: un 37,7% reclama más iniciativas que favorezcan la formación del personal, un 34,4% quieren que se facilite las adaptaciones al puesto de trabajo y un 19% considera que debería haber más ayudas económicas para las empresas.

Cumplimiento de la LISMI por CCAA

Por comunidades autónomas, Aragón es dónde más se cumple con esta normativa ya que un 60,2% de los empresarios consultados asegura hacerlo, seguido de Cantabria, con un 60% y Galicia con un 51,4%. Otras cuatro comunidades superan también la media nacional, se trata de  La Rioja (50%) País Vasco (47%), Cataluña (41,9%) Baleares (36,5%).

En la parte baja de la tabla encontramos Asturias y Castilla La Mancha, con un cumplimiento de solo el 20%, Canarias con un 13%, Valencia con un 12,9% y Andalucía está a la cola con el 12,5%.

Grupo SIFU