El día 1 de diciembre es el Día Mundial del Sida y, como ya viene siendo habitual en los últimos años, la Federación Trabajando en Positivo hace público un manifiesto en el que recuerda la situación laboral a la que las personas que viven con VIH y sida se enfrentan a diario en España.

Por este motivo, las 13 entidades que integran la Federación quieren reivindicar la necesidad de consolidar y generalizar acciones de formación y sensibilización respecto al VIH y al sida en el mundo del trabajo, facilitando educación e información a los y las empleadoras y a los y las trabajadoras, especialmente en materia de prevención y no discriminación.

Para ello, consideran "imprescindible establecer mecanismos que mejoren la coordinación y la cooperación entre aquellos agentes que cumplen un papel fundamental en el empleo".

El desarrollo de estas acciones de sensibilización supondría una triple repercusión positiva. Por un lado, favorecería un cambio de imagen social del VIH, a través de la mejora y la adecuación de la información y formación que la sociedad tiene sobre el VIH. Por otra parte, contribuiría a la detección precoz del VIH, motivando a los trabajadores a realizarse la prueba de detección del VIH a través de los recursos socio-sanitarios comunitarios en los que ésta se realiza.

Por último, la Federación destaca que se produciría una reducción de la vulneración de derechos de las personas con VIH así como de las situaciones de estigma y discriminación en el ámbito laboral a través de la detección y denuncia de dichas situaciones, favoreciendo de esta forma la inserción laboral y la permanencia en el empleo de las personas con VIH.

2