Cristian Rovira, Vicepresidente de Grupo SIFU, fue escogido ayer Presidente de la Confederación Europea de Empresas Inclusivas (EuCIE), la patronal que representa a 3.775 empresas inclusivas de España, Francia, Bélgica y Alemania y a 160.000 personas con discapacidad en los cuatro países. El empresario, con más de veinte años de experiencia en el sector de los Centros Especiales de Empleo, fue designado presidente en la asamblea general anual de la organización, celebrada ayer en Berlín.

La Confederación Europea de Empresas Inclusivas nació en enero de 2017 en Bruselas, en el Parlamento Europeo, con el objetivo de orientar y promover una visión común de la inclusión activa de las personas con discapacidad a través del empleo sostenible, y para empujar el desarrollo económico y social de las empresas inclusivas.  Además, en la carta constitutiva se afirma que EuCIE toma en consideración los principios de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, firmada en 2006, vinculadas con en el derecho internacional, los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas con diversidad funcional. Entre los principales retos de la asociación destacan, en primer lugar, volver a unificar, promover y desarrollar el modelo de empresas inclusivas como palanca estratégica de la política de la Unión Europea en torno a la inclusión activa y el empoderamiento de las personas con discapacidad; en segundo lugar, incrementar y promover el derecho europeo universal que garantiza a los asalariados con discapacidad una compensación por su reducida capacidad para trabajar sin discriminación ni limitación o restricción de cuota; y, finalmente, incrementar y promover un derecho europeo universal para que los trabajadores de las empresas inclusivas tengan acceso a un trabajo permanente con duración indefinida que les permita respaldar la realización de su proyecto profesional en el mercado laboral ordinario.

Bajo el mandato de Cristian Rovira, que sustituirá al francés Jean-Marc Froger, se buscará ampliar el territorio de influencia de la asociación, llegando a representar a empresas de trabajo protegido de ocho países, y se hará especial hincapié en dar a conocer la realidad de las empresas inclusivas en Europa para conseguir que tengan el reconocimiento que se merecen.