Ayer Fundación Grupo SIFU colaboró, un año más, con la Unión de Asociaciones Chinas para la Beneficencia de la Comunidad China de Catalunya en la celebración de su cena benéfica de Año Nuevo Chino. 

El 17 de febrero es el inicio de año según el calendario chino, una festividad que, cada vez más, es sinónimo de celebraciones en todo el mundo. Una de las ciudades donde se celebra el año nuevo chino es Barcelona, donde ya es tradición la celebración de esta festividad con distintos actos que llenan de luz y cultura oriental toda la ciudad. Entre estos actos, se encuentra la cena benéfica organizada por la Unión de Asociaciones Chinas para la Beneficencia de la Comunidad China de Catalunya, un evento que reúne a representantes de la comunidad china, de la Administración pública y del tejido empresarial en pro de las personas con discapacidad.

En esta ocasión, y ya van siete, el evento, que celebró la entrada del año del Perro, tuvo lugar en el icónico Hotel Arts de Barcelona, y una vez más contó con la participación de Fundación Grupo SIFU, que organizó el espectáculo para amenizar la velada.

Como cada año, la actuación que organiza la fundación está realizada por artistas con diversidad funcional y en esta ocasión estuvo protagonizada por Rosanna Cambprubí, una bailarina sorda. Rosanna y su pareja de baile, Joan Boixader, ofrecieron a los asistentes una exhibición de bailes de salón, con la particularidad de que ella no puede oír la música y sigue el ritmo gracias a los movimientos de su pareja.

Con esta actuación se pretende sensibilizar respecto al colectivo de personas con diversidad funcional y demostrar, a través del arte, sus capacidades y fuerza de superación.