A principios del mes de abril la División de Suministros de Grupo SIFU firmó un convenio de colaboración con Escuelas Católicas gracias al cual el Centro Especial de Empleo se convertirá en el proveedor homologado de Desfibriladores Externos Semiautomáticos (DESA) de los centros pertenecientes a Escuelas Católicas.

El acuerdo se formalizó el pasado 10 de abril en la sede de Escuelas Católicas en Madrid entre el Secretario General de esta institución, José Mª Alvira Duplá, y el Presidente de Grupo SIFU, Albert Campabadal Mas.

Este convenio permitirá a los más de 2.000 centros escolares de Escuelas Católicas optar por disponer de espacios cardioprotegidos en sus instalaciones, que acogen a más de un millón de estudiantes en todo el país. Grupo SIFU se encargará de la instalación y el mantenimiento de los desfibriladores para aquellas escuelas que lo requieran, así como de la formación para la buena utilización de los aparatos en caso de necesidad.

Grupo SIFU instalará desfibriladores Philips HeartStart HS1 equipados con electrodos pediátricos y con unas vitrinas con control remoto a través de las que los aparatos quedan monitorizados las 24 horas del día para alertar de cualquier posible incidencia. Además, estas vitrinas permiten llamar directamente al 112 cuando se activan. El Centro Especial de Empleo se compromete también a gestionar el alta de los DESA siguiendo las normativas que se aplican en cada Comunidad Autónoma.

Con este acuerdo las dos entidades quieren proporcionar un nuevo servicio cada vez más necesario en instalaciones concurridas como son las escuelas, para poder actuar con rapidez ante un caso de parada cardíaca y ayudar a salvar vidas. Además, la presencia de desfibriladores en centros educativos propicia la formación en el uso de este tipo de aparatos entre los jóvenes, normalizando así su uso y ayudando a la concienciación social.