Esta mañana, Jaume Collboni, Presidente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Barcelona y Carmen Andrés, concejala portavoz del PSC en el consistorio han visitado al equipo de Grupo SIFU encargado del mantenimiento integral de las jardineras ubicadas en las calles de Barcelona, formado por 7 personas, 6 de ellas con discapacidad. La visita ha tenido lugar en la Plaza Sóller del distrito de Nou Barris, donde los concejales han podido conocer de primera mano la experiencia de los trabajadores, las claves de su integración social y laboral y, por otra parte, los medios utilizados en el servicio para reducir las emisiones de CO2 y consumo de agua.

“Como Centro Especial de Empleo, nuestra misión es la integración social y laboral de personas con discapacidad, y este equipo es un ejemplo más que demuestra que es posible hacer esta labor ofreciendo un servicio profesional y de máxima calidad” ha destacado Cristian Rovira, Vicepresidente de Grupo SIFU. Desde comienzos de 2018, este centro es adjudicatario del servicio de mantenimiento de jardineras de Ciutat Vella, Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí. El equipo destinado a este servicio realiza un mantenimiento integral de las jardineras, un cometido que incluye multitud de tareas, desde la limpieza y extracción de residuos, la reposición de plantas (arbustivas, árboles y plantas de flor) y mulching (corteza de pino), el riego, abonado, y tratamientos fitosanitarios, hasta la reparación, eliminación de grafitis y pintado de las jardineras. Además, se encarga de la resolución de incidencias procedentes de las quejas directas de los ciudadanos.

Uno de los factores fundamentales del mantenimiento de jardineras, tanto para el Institut Municipal de Parcs i Jardins de Barcelona como para Grupo SIFU en todos los servicios medioambientales que presta, es la reducción de emisiones y del consumo de agua. En este sentido, el agua de riego se extrae de los hidrantes de agua freática repartidos por la ciudad y los vehículos y maquinaria utilizados son de bajas emisiones de CO2. Las jardineras se agrupan según sus necesidades hídricas: no exigentes (palmitos y esparragueras), exigentes (arbustivas y arbolado) y plantas de flor de temporada y arbustivas. Se priorizan las plantas con requerimientos hídricos bajos, por lo que mayoritariamente se utilizan palmitos, una planta muy adaptada al clima mediterráneo y que permite reducir el número de reposiciones. El mulching, formado por corteza de pino, se utiliza no solo como decoración sino también por su utilidad para evitar que el agua se evapore rápido.

Semanalmente, el equipo se encarga de la reposición de plantas, especialmente de las jardineras de flores, debido a la estacionalidad y otros factores como el vandalismo. Las flores más utilizadas en las jardineras de Barcelona son las begonias, verbenas, lantanas, salvias, gazanias, alyssum, ciclamen, pensaminetos y dimorphotecas, en cuanto a los arbustos, los más frecuentes son pittosporum, plumbago, buxus, arboles de porte pequeño, adelfas e hibiscus.