Casi un centenar de artistas con y sin diversidad funcional actuaron ayer en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona en la IV edición de La nit més IN, la gran gala de la INtegración, la INclusión y la Interpretación de Fundación Grupo SIFU que volvió a llenar este magnífico escenario de magia.

Lejos de ofrecer la visión paternalista que a veces impera en el ámbito de la diversidad funcional, La nit més IN permite demostrar que las personas con discapacidad también pueden ofrecer un producto cultural profesional, de calidad e inclusivo. Una buena muestra de ello son las más de 2.000 personas que llenaron el Liceu para disfrutar del espectáculo.

La inclusión como protagonista

Sin duda si hay una palabra que define La nit més IN es inclusión, un concepto que en esta edición ha tenido especial relevancia no solo en las actuaciones, sino también en la conducción de la gala, que ha ido a cargo del periodista Àngel Pons y de la atleta paralímpica Sara Andrés, un tándem deportivo de lujo para transmitir los valores de Fundación Grupo SIFU a todos los asistentes.

Voces por la INclusión

Con esta vocación de sensibilizar a la sociedad, la gala reunió a diferentes artistas provenientes del mundo de la música y la danza que protagonizaron siete actuaciones diseñadas exclusivamente para este espectáculo. La nit més IN arrancó con la actuación de una Coral INclusiva formada por cerca de sesenta integrantes con discapacidad intelectual, sensorial y física junto con personas sin diversidad funcional bajo la batuta del director de orquesta Ricard Oliver. Los miembros de este coro, trabajadores de Grupo SIFU, usuarios de la Fundación Catalònia Creactiva y Alumnos del Centro Superior del Conservatorio del Liceo, empezaron a ensayar hace solo unos meses para interpretar Hallelujah de Leonard Cohen en el escenario del Liceo acompañados por el pianista invidente Pol Oñate.

Octavi y Cecilia Novella, pasión en la sangre

La siguiente actuación la protagonizaron dos hermanos, Octavi, de 16 años y con Síndrome de Down, y Cecilia Novella, de 13, estudiantes de la escuela Cordes Espai Educatiu de Alboraya (Valencia). Estos dos violinistas, junto con la pianista con discapacidad física Paula López, interpretaron Preludio I de Shostakovich.

Guillem León,  esfuerzo y reconocimiento

El también pianista invidente Guillem León, estudiante del Conservatorio del Liceo, también participó en el espectáculo interpretando Fantaisie Impromptu, Op.66 de Chopin. Además, su actuación supuso el pistoletazo de salida de las becas artísticas de Fundación Grupo SIFU. El joven pianista recibió la primera de estas ayudas económicas, para dar apoyo a sus estudios y ayudar a su desarrollo personal y profesional en el Conservatorio del Liceo.

Baile que rompe estigmas

El apunte de danza lo puso la compañía gaditana Flick Flock Danza, una compañía inclusiva y abierta a la diversidad de los cuerpos, formada por bailarines con y sin discapacidad intelectual. Las peculiaridades de cada miembro de la compañía provocan líneas de experimentación estética que han ido enriqueciendo su lenguaje coreográfico, y han convertido temblores, tics y estereotipos en recursos expresivos sorprendentes. En La nit més IN presentaron un fragmento de su espectáculo UNO, una reflexión mediante la danza sobre la identidad y la singularidad, sobre la diferencia y la multiplicidad, dirigido y coreografiado por Susana Alcón Blanes.

 

Tecnología al servicio de las personas con diversidad funcional

La siguiente actuación permitió poner de manifiesto el peso que puede tener la tecnología en la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad. Joel Bueno, un niño de 11 años con parálisis cerebral, interpretó la canción Every Breath You Take de The Police con el EyeHarp, un innovador software que permite crear música con la mirada. Joel estuvo acompañado al contrabajo de cinco cuerdas y voz por la cantante de jazz Gemma Abrié, a la guitarra manouche por Albert Bello y Camil Arcarazo, al violín por Oriol Saña, músicos de la Escola Municipal de Música Centre de les Arts (EMMCA). Fundación Grupo SIFU quiso, además, dar un reconocimiento al creador del EyeHarp, Zacharias Vamvakousis, investigador del Music Technology Group de la Universitat Pompeu Fabra.

 

Alfred García, compositor, cantante, productor… Comprometido

El artista invitado de este año fue Alfred García, compositor, cantante y productor musical que saltó a la fama a raíz de su participación en el programa Operación Triunfo 2017. Alfred interpretó una versión inédita de su canción De la Tierra Hasta Marte acompañado al violín por Ester Sanmartín, que tiene una discapacidad auditiva del 80%, y al violonchelo por Marta Roma.

La última actuación de la noche fue una sorpresa para todos los asistentes. El reconocido saxofonista Llibert Fortuny apareció en la platea del teatro después de un black out tocando los primeros acordes de Bohemian Rhapsody de Queen a los que se unieron la Coral INclusiva, junto a los estudiantes de jazz del Conservatorio Superior de Música del Liceo Pol Oñate al piano, Jordi Junyent a la batería, Ferran Sedo a la percusión, Biel Harper al teclado, Eddie Mejía a la guitarra, Nicolás López al bajo y un sexteto de violín formado por Joana Gumí, Pablo Albarrán, Laura Pacios, Marvin Burlas, Eva Monroy i Ester Sanmartín. Sin duda fue la guinda del pastel de una noche mágica donde el talento, las capacidades y la inclusión fueron los protagonistas.

Albert Campabadal, Presidente de Fundación Grupo SIFU, clausuró la gala poniendo en valor que, desde la entidad, “trabajamos cada día para ayudar a cambiar la percepción social y laboral que tiene nuestra sociedad en cuanto a la discapacidad, trabajamos porque lo extraordinario nos llegue a parecer ordinario”. En la misma línea, Cristian Rovira, Vicepresidente de la fundación, destacó que La nit més IN es una producción propia. “Hemos creado este espectáculo desde cero, porque no existe ningún producto cultural similar en el mundo. Del mismo modo que hace 25 años tuvimos que inventar un proyecto que transformara lo que la sociedad llamaba ‘minusválidos’ en profesionales, ahora hemos inventado un espectáculo que transforma personas con discapacidad en artistas”, afirmó.

Colaboraciones de lujo

En esta edición de La nit més IN Fundación Grupo SIFU ha contado por primera vez con una dirección artística, que ha permitido la producción de un espectáculo propio y único. El reconocido violinista catalán Oriol Saña se ha unido al equipo encargándose de la programación de las diferentes actuaciones musicales, así como de preparar los arreglos necesarios para las actuaciones donde diferentes artistas han tocado juntos por primera vez. Además, La nit més IN ha contado con la colaboración del Gran Teatre del Liceu, el Conservatori del Liceu, Fundació Catalònia Creactiva i l’Escola Municipal de Música Centre de les Arts (EMMCA).