El Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU examinó el pasado mes de marzo los informes relativos a la situación del colectivo en España, aprobando una serie de observaciones y recomendaciones que han quedado recogidas en un informe publicado este mes de abril. Tras la valoración de dicho documento, Fundación Grupo SIFU, como entidad sin ánimo de lucro con el objetivo promover la inserción social y laboral de las personas con diversidad funcional, se suma a la preocupación del Comité acerca de la ausencia de avances relevantes especialmente en materia de empleo.

Bajos índices de inclusión en el mercado laboral

En este sentido, el primer punto que denuncia el informe es la falta de avances para aumentar la baja tasa de empleo de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo abierto. En concreto, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de empleo se sitúa en el 25,9%, más de 38 puntos por debajo del índice la de las personas sin discapacidad, mientras que la tasa de actividad fue del 35,0%, 42 puntos inferior a la de la población sin discapacidad, y la de paro del 26,2%, superando en más de nueve puntos a la de la población sin discapacidad. “Tanto los datos del INE como el informe del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad e incluso las conclusiones a las que llegamos el pasado mes de febrero en la Mesa de la Discapacidad, celebrada por Fundación Grupo SIFU, corroboran que lo más destacable del colectivo de personas con diversidad funcional es su baja participación en el mercado laboral, lo que no permite la plena normalización e integración del colectivo en la sociedad al ver privada su capacidad económica y de independencia real”, destaca Cristian Rovira, Vicepresidente de Fundación Grupo SIFU.

Las mujeres con discapacidad intelectual o psicosocial y a las personas con diversidad funcional que residen en zonas rurales son los mayores afectados por los bajos índices de integración en el mercado laboral, según denuncia el órgano de la ONU encargado de velar por los derechos de las personas con discapacidad. “Es muy preocupante la doble discriminación que sufre la mujer con discapacidad en todos los sentidos. Sólo en el 1,3% de las intervenciones en debates y entrevistas, por ejemplo, está participando una persona con discapacidad y, en el caso de la presencia en informativos, la cifra baja hasta el 0,4%. Yendo aún más lejos, solo 1 de cada 3 apariciones de representantes del ámbito de la diversidad funcional están protagonizadas por mujeres”, afirma Rovira.

La falta de información sobre la aplicación de las leyes contra la discriminación en el lugar de trabajo, incluyendo información sobre la discriminación directa y la discriminación indirecta, así como sobre la denegación de ajustes razonables, y el incumplimiento de la cuota que se establece en el Texto Refundido de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público completan el listado de preocupaciones de la ONU en materia de integración laboral de personas con discapacidad.

Recomendaciones

Tras la enumeración de las preocupaciones en materia de empleo, el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad recoge una seria de recomendaciones dirigidas a España para subsanar dichas carencias. En este sentido, el Comité insta al gobierno a que analice y modifique la legislación, los reglamentos y las políticas, a fin de promover el empleo de las personas con discapacidad en los sectores público y privado, con especial atención a las mujeres y a las personas que residen en zonas rurales; a que garantice la disponibilidad y la accesibilidad de la prestación de ajustes razonables, con salvaguardias administrativas, para las personas con discapacidad, en particular en los casos de accidentes laborales que generan discapacidad; y a que adopte medidas concretas al objeto de aplicar totalmente la cuota legal prevista en el Texto Refundido de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público.

La visión de Fundación Grupo SIFU

Tras la valoración del informe emitido por dicho Comité el pasado 9 de abril, Fundación Grupo SIFU no puede sino sumarse a las peticiones manifestadas en el documento, que pretende destacar las áreas de mejora de las personas con discapacidad en diferentes ámbitos como la salud, la igualdad o la educación inclusiva, además del mercado laboral. “A pesar de los numerosos avances que hemos presenciado en los últimos 25 años, aún queda un largo camino por recorrer para alcanzar la plena inclusión de las personas con diversidad funcional”, recuerda el Vicepresidente de Fundación Grupo SIFU. “El trabajo es el mejor elemento de inserción que existe para aquellos que tengan capacidades laborales, puesto que no todas las personas con discapacidad las tienen. Sin embargo, de aquellas que sí las tienen, se sigue dudando sobre su capacidad y la calidad de su trabajo. Aún hoy, los que se han incorporado al mercado laboral deben demostrar que son capaces de hacer aquello para lo que han sido contratados, de manera más intensa que las personas sin discapacidad”, prosigue.

Finalmente, Fundación Grupo SIFU quiere poner en valor el papel de los Centros Especiales de Empleo (CEE), que a pesar de representar solo el 0,3 % de la fuerza productiva del país generan más del 50% de los nuevos empleos para personas con discapacidad. El éxito de los CEE está demostrado, pero también se reclaman iniciativas para facilitar el empleo en empresa ordinaria. En este sentido, los centros especiales de empleo tienen también la función de facilitar el tránsito a la empresa ordinaria. “Existen figuras como los Enclaves Laborales y el Empleo con Apoyo, que lo facilitarían y, sin embargo, han sido dos figuras maltratadas por la Administración”, recuerda Rovira. “Por otra parte, para lograr la inclusión total en el mercado ordinario será también imprescindible que las empresas reciban formación acerca de cómo recibir e integrar a las personas con discapacidad, rompiendo con los estigmas y mitos que tienen asociados”, concluye.