NOMBRE: Jesús Mejías

PUESTO: Supervisor Servicios Medioambientales

CIUDAD: Madrid

 

Jesús Mejías lleva trabajando en Grupo SIFU desde julio del 2018 como supervisor de Servicios de Medio Ambiente. Pero esta pasión por la naturaleza le viene de lejos, ya que desde muy joven comenzó a estudiar jardinería y a trabajar en este sector. Ahora con 33 años ha cambiado su Móstoles natal por El Álamo, un pequeño municipio casi colindante con Castilla La Mancha, para seguir cerca del campo. Además, cuando tiene tiempo libre escapa al pueblo de su familia en Ciudad Real, donde cultivan olivos. La vida de Jesús gira en torno al medio ambiente.

 

En esta situación provocada por el estado de alarma a causa del COVID-19 tampoco ha parado. La jardinería, al realizarse al aire libre, ha tenido la ventaja de mantenerse activa, ya que estos espacios precisaban ser limpiados y desinfectados independientemente de que los recintos estuvieran cerrados al público, más con el crecimiento de plantas en primavera. Gracias a esto, su actividad no se ha visto mermada, todo lo contrario. Jesús ha vivido momentos de mucho estrés, confusión, etc. en los que ha tenido que estar pendiente de su equipo, trasmitir calma y dar las nuevas pautas de actuación para seguir ofreciendo el servicio a sus clientes.

 


Pero, además, Jesús es voluntario de Cruz Roja Española. Enamorado de la montaña y del campo como es, colabora desde hace 15 años con el plan de Socorros y Emergencias de esta organización en la unidad ERIE BST (Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias, Búsqueda y Salvamento Terrestre). Es un grupo de rescate en montaña con base en el Puerto de Navacerrada y su campo de trabajo se centra en la Sierra de Guadarrama, dando apoyo sanitario a los grupos de rescate en montaña de la Guardia Civil (GREIM) y Bomberos (GERA) con técnicos de emergencias sanitarias y enfermeros, aunque se desplazan por toda España donde se necesite, como por ejemplo el municipio de Lorca donde hicieron labores de rescate durante el terremoto. En este trabajo hacen guardias de 12 horas los fines de semana y festivos, aunque están disponibles las 24 horas de todo el año ante posibles activaciones, como búsquedas de personas perdidas, incendios forestales o apoyo para el plan de inclemencias invernales por nevadas de la Comunidad de Madrid.

 

En estos momentos de confinamiento donde nadie puede salir a zonas rurales o de montaña, este equipo no se queda parado y presta su ayuda a las demás actividades que actualmente realiza “Cruz Roja Responde” ayudando a realizar traslados sanitarios no urgentes (TSNU) de personas recuperadas del hospital a sus domicilios o apoyando a la UME (Unidad Militar de Emergencias) en las residencias de mayores, donde se encargaban de valorar la situación sanitaria de los ancianos y crear las zonas (verde y roja) para separar los contagiados y ayudar así a contener la propagación del virus dentro de las instalaciones.

 

Hoy nuestro aplauso es para Jesús y para la gente que como él no duda en ayudar a los demás. Gracias por cuidarnos.