Grupo SIFU ha implantado un plan específico de actuación incluyendo las medidas higiénico- sanitarias, organizativas, de prevención del riesgo de seguridad y salud para la reducción del riesgo de contagio según el Protocolo seguro COVID-19, aplicable a la actividad que desarrolla tanto en sus instalaciones como en los servicios que presta en las instalaciones de sus clientes.

 

Con el fin de garantizar que los espacios de trabajo cumplen con las medidas higiénico-sanitarias, organizativas o de prevención para la reducción del riesgo de contagio del coronavirus, el grupo ha contado con la entidad independiente TÜV Rheinland para la verificación de la implantación de sus medidas acorde al Protocolo seguro COVID-19.

 

Para ello, el equipo auditor ha visitado las instalaciones mencionadas con el objeto de analizar la adecuada implantación efectiva, despliegue de las medidas y requisitos reflejados en el protocolo.

 

 

Una vez realizada la verificación, TÜV Rheinland ha entregado el Informe de Auditoría Protocolo Seguro COVID-19. Una vez superada la auditoría, la compañía ha recibido un Certificado por un periodo de validez de 1 año.

En un periodo no superior a 6 meses desde la emisión del mismo, TÜV Rheinland llevará a cabo una auditoría de seguimiento, que podrá ser en remoto, con objeto de confirmar que las medidas de control implantadas se mantienen y que se ajustan a la evolución de la pandemia e impacto del COVID-19. La fecha de esta auditoría se fijará teniendo en cuenta dicha evolución ante la posibilidad de un rebrote.

 

El Protocolo Seguro COVID-19 sirve para identificar aquellos espacios que cumplen con los estándares más exigentes para combatir y prevenir el coronavirus. Esta distinción ha sido desarrollada por expertos sanitarios basándose en las recomendaciones y requisitos de autoridades y organismos nacionales e internacionales, contemplando las pertinentes medidas organizativas, colectivas e individuales a adoptar y con el objetivo de dar respuesta ante la eventual aparición de casos o contactos estrechos con personas contagiadas en situación de riesgo.

 

Entre las actuaciones que el protocolo determina como fundamentales destacan la implantación de Medidas Higiénicas Básicas, Medidas Técnicas de distanciamiento interpersonal, Medidas organizativas y Medidas sanitarias de desinfección y control.