Durante esta nueva situación de crisis sanitaria que estamos viviendo en España, ocasionada por el COVID-19, la seguridad de los trabajadores y, por ende, de los usuarios adquiere más importancia que nunca. De hecho, hemos adquirido una nueva palabra en nuestro vocabulario común, los EPI’s, que ha llegado para quedarse pues la seguridad cogerá, más que nunca, la importancia que  le corresponde. 

 

EPI es el acrónimo de “Equipo de Protección Individual”. Es decir, cualquier dispositivo o medio que vaya a llevar, o del que vaya a disponer, una persona con el objetivo de que la proteja contra uno o varios riesgos que puedan amenazar su salud y su seguridad.

 

Pero el problema es que en esta ocasión su significado lleva implícito el de la palabra “desabastecimiento”, ya que la falta de EPI’s está siendo una cuestión común entre los profesionales, sanitarios y no sanitarios, ante el aumento exponencial de afectados por coronavirus en todo el planeta.

 

En este escenario la prevención de riesgos laborales debe ajustarse al máximo y, por ello, hay que dar especial importancia a la necesidad de disponer de equipos de protección individual (EPI’s) para quienes están en primera línea de fuego.

 

Cuando el coronavirus ha golpeado en España nos hemos encontrado ante un mercado con una ruptura de stocks de material sanitario y equipos de prevención que ha provocado una reacción en cadena. El primer afectado, sin lugar a dudas, ha sido el personal sanitario, que son los más necesitados ahora mismo; pero también se están quedando fuera de juego otros sectores de especial importancia en estos momentos como son las empresas de limpieza y desinfección. En la actualidad el confinamiento y la desinfección son las únicas medidas de contención garantizadas.

 

Ahora que la desinfección pasa a formar parte indispensable en los protocolos naturales y diarios de cualquier empresa privada o servicio público, dotar a los equipos de material de prevención, como mascarillas, guantes, gafas, mamparas, hidrogeles, etc. es algo prioritario para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.